Noticias

Una Pyme que apostó a los juguetes

Hay empresas que aprovechan esta coyuntura para crecer y consolidar su modelo de negocios. Una de ellas es Arval, una Pyme cordobesa que nació de la crisis de una juguetería y que en 2004 se lanzó a fabricar juguetes. Desde entonces no para de crecer.

  • Versión papel de la nota publicada en La Voz del Interior
    Versión papel de la nota publicada en La Voz del Interior 1/1

Comenzó con una guitarra de madera (Gauchita), con la que llegó a fabricar en 2011 más de 60 mil unidades y que le permitió sentar presencia en todas las provincias argentinas. Ahora avanza en productos plásticos.

"En este rubro es difícil desarrollar juguetes plásticos, porque hay que invertir en matricería y se hace complicado cuando se cambian las reglas de juego cada cuatro años. Sin embargo, ahora el sector se está animando a avanzar", asegura Juan Ardini, dueño de Arval.

La firma, en la cual trabajan 13 empleados, creció el año pasado 20 por ciento.

Tiene actualmente siete líneas de productos. Algunos de ellos, sostiene el empresario, son modelos que se desarrollaron cuando la mayoría de las jugueterías los importaban desde China. Actualmente, se fabrican en su planta ubicada en Villa Páez.

"Ese desarrollo nos permitió tener un mejor posicionamiento, incluso en precio", advierte el titular de la empresa.

Ahora, la firma encabezada por Ardini trabaja en el desarrollo de nuevos juguetes, que sumarán un mayor nivel de tecnología y electrónica, desarrolladas con proveedores locales.

Entre estas propuestas, el empresario cordobés promete presentar "productos que todavía no se han visto en el mercado local".

(*) Nota original de La Voz del Interior.