Noticias

Una cordobesa hace juego con la película Soledad y Larguirucho

Arval, empresa cordobesa especializada en la fabricación de guitarras de juguete a escala nacional incursiona en el mercado de
los productos licenciados de la mano de García Ferré, el creador del personaje "Larguirucho".

  • Versión online de la nota publicada en Comercio y Justicia
    Versión online de la nota publicada en Comercio y Justicia 1/2
  • Versión papel de la nota publicada en Comercio y Justicia
    Versión papel de la nota publicada en Comercio y Justicia 2/2

Con motivo del estreno de la última película de García Ferré Producciones, la empresa producirá algunos juegos de su línea tradicional con la marca del film Soledad y Larguirucho, cuyo estreno está previsto para el próximo 5 de julio en el interior del país y una semana después en Capital Federal, fechas que coinciden con el receso escolar y comienzo de las vacaciones de invierno, respectivamente.

"A partir de esta iniciativa tenemos planeado seguir incorporando licencias de productos ya sea de películas como otras imágenes de marca", adelantó a Comercio y Justicia Juan Ardini, creador de la firma que lleva ocho años en el mercado y cuya producción crece en el orden del 20% anual.

En esta oportunidad la empresa lanzará al mercado nacional una guitarra de plástico, una torre didáctica y algunas versiones de rompecabezas, con imágenes alusivas a la película.

Los juegos estarán disponibles en las jugueterías del país desde los primeros días de julio, abarcando las temporadas del día del niño y navidad de 2012.

"Vamos a comenzar con unas diez mil unidades y luego nos iremos ajustando según la demanda vinculada con el éxito de la película", remarcó el empresario.

Arval nació como un emprendimiento personal a comienzos del año 2004. Se centró en la fabricación de guitarras de juguete (de madera) y tuvo un crecimiento exponencial y continuo que lo convirtió en el productor más grande de guitarras a nivel nacional.

A la fecha, la compañía cuenta con una fábrica en Villa Páez donde produce aproximadamente unas cien mil unidades anuales de una decena de líneas de productos.

Dentro de sus planes a largo plazo, Arval se propone en primer término abastecer el mercado interno a escala nacional y en un futuro próximo llegar a los países limítrofes.

(*) Nota original de Comercio y Justicia.